Tener hambre todo el tiempo. No poder parar de comer. Casi una reacción en cadena. Otras veces las personas refieren que nada alcanza para estar satisfechos…

Tener Hambre Todo el Tiempo: ¿Por qué sucede con tanta frecuencia?

Sin duda, el hambre es una sensación única, que la mayoría de las personas reconocemos. Aunque muchas veces confundimos hambre real con apetito. Ahora bien, cuando comemos sin moderar, fundamentalmente carbograsas, comenzamos a percibir la necesidad de comer más.Y comemos más, porque las grasas invitan a comer más grasa. ¿Qué sucede entonces más allá de la ganancia de peso?

Tener Hambre Todo el Tiempo: Mecanismos Bioquímicos

El hambre está regulado por  varios factores, tales como neurotransmisores, hormonas, sueño y estrés. En condiciones fisiológicas ( normalmente) existe un interjuego de hormonas que regulan el ingreso de energía (calorías) al cuerpo. Muchas de éstas ( Grelina ,principal hormona orexígena) estimulan el apetito, otras (Leptina, principal anorexígena) frenan la ingesta cuando ésta fue suficiente. Sucede que en personas con sobrepeso y/o ingesta abundante de carbograsas, este “freno” está disminuido. Se postula la Leptinoresistencia como un rol importante en personas con sobrepeso.

Tener Hambre Todo el Tiempo: Otros Factores

Más allá de los cambios químicos que se producen al comer mucho o alto en carbograsas, son los factores externos que condicionan a la persona. En este sentido, está demostrado que dormir poco (menos de 8 hs) interviene en el equilibrio de estas hormonas. También está demostrado que el Stress Engorda y puede influir en la sensación de tener hambre todo el tiempo.En el stress crónico el Cortisol ( hormona responsable) produce una disminución de los niveles de otra hormona llamada Serotonina ( encargada del estado de ánimo). Ésta disminución produce apetito por las carbograsas. Y entonces no podemos parar de comer.

Tener Hambre Todo el Tiempo: ¿Puedo Evitarlo?

Claro que podemos evitar tener hambre todo el tiempo. Uno de los puntos es que planifiques el día con todas las comidas principales. Esto genera mayor saciedad y evitarás sentir ese hambre eterno del dietante crónico. Por otra parte, si bien las personas con sobrepeso en general son más apetitivas que las personas con normopeso, se puede aprender a reducir el apetito y no eliminarlo.Se logras reducir o moderar la ingesta de carbograsas, la sensación de tener hambre todo el tiempo, disminuye. Del mismo modo, cuando comes saludable y pierdes peso, el mismo cuerpo te hará no tener hambre todo el tiempo.

Un nutrisaludo desde Buenos Aires.

Dra Raquel Medina para Puedo Adelgazar: Tener Hambre Todo el Tiempo.


Leave a Reply

Your email address will not be published.