¿ Por qué comemos tanto?

¿Por qué comemos tanto? Cuando de comer se trata, parar de comer parece una tarea difícil. ¿Podemos reconocer el momento de parar de comer? ¿Cómo aprender a decir basta?

¿Por Qué Comemos Tanto?: Placer

Existen varios mecanismos involucrados a la hora de comer y otros tantos involucrados en la búsqueda de placer.La Dopamina es un neurotransmisor encargado de la búsqueda de placer.En este sentido, comer por placer es una característica de los circuitos de la alimentación.Un interesante estudio mostró cómo nuestro cerebro es el principal responsable de lo que comemos por placer. Los participantes podían comer chocolate todo lo que quisieran. El estudio observó cambio en la actividad de la corteza orbitofrontal del cerebro. Es más el placer o gusto por el chocolate había cambiado.Ahora no era placer, sino aversión.Y esto confirma una característica del placer: su fugacidad. ¿Alcanza sólo el placer para explicar por qué comemos tanto?

¿Comemos Tanto?

Ahora bien, los circuitos de la alimentación son varios. Es decir, comemos mucho por placer, recompensa, hambre y motivos sociales. Ya hemos visto cómo la Dopamina ( hormona del placer) tiene un rol fundamental a la hora de comer. Es lógico que no comemos sólo por hambre. En el interjuego de señales para dejar de comer, existen algunas señales químicas que parecen ser distintas en la persona con sobrepeso. Existe la llamada Leptinoresistencia. ¿Qué esto? Habitualmente esta hormona Leptina, es la encargada de “avisar” a nuestro cerebro que pare de comer.Pero cuando tenemos sobrepeso, esta señal parece ineficiente.Esto podría explicar también porque comemos tanto.

¿Por Qué Comemos Tanto?

Está demostrado que las grasas son adictivas.Las grasas invitan a comer más grasa.Y ni hablar, si lo que tenemos frente a nuestra mirada son carbograsas. Entonces, claramente parar de comer no es tarea sencilla. Ahora bien, si comemos tanto ¿Podemos reconocer cuando parar?  Cuando comenzamos una dieta estricta, y nos restringimos de todos los alimentos ricos en grasa, la primera sensación es hambre y la segunda es generar más deseo de lo prohibido. Si intentamos un cambio de conducta alimentaria, trabajando día a día, reforzando conductas exitosas, probablemente está sensación disminuya. Por otra parte, frente a la pérdida de peso, los mecanismos buioquímicos involucrados en comer mucho, también cambian. Y las ganas irrefrenables de comer más, se desvanecen.Tus aliados para adelgazar son el tiempo y la constancia.Decile no a las dietas.Probá con el cambio.

Un nutrisaludo

Dra Raquel Medina para Puedo Adelgazar: ¿Por qué comemos tanto?

Leave A Response

* Denotes Required Field