Pastillas Para Adelgazar II

Hoy vamos a completar la nota anterior, sobre pastillas para adelgazar . En este caso nos centraremos en las reacciones adversas de dichos medicamentos.

Sin entrar en las diversas variantes y dosis de cada una de las drogas, para no aburrir y realmente porque no viene al caso.

 

Advertencias

Cualquier paciente que se sometiese a este tipo de tratamiento debe ser informado de lo siguiente:

Además de las reacciones adversas muy importantes que pueden llevar a su organismo, el tratamiento nunca debe ser prolongado en el tiempo.

Lo que sucede y también debe saberlo el paciente es que las anfetaminas producen tolerancia farmacológica. Es decir, con el tiempo no producen el efecto anorexígeno o de “sacar el hambre” por lo que el paciente y o médico acude ya sea a: aumentar la dosis o a cronificar el tratamiento para lograr bajar de peso. Esta conducta totalmente contraindicada indefectiblemente aumenta exponencialmente  los riesgos de reacciones adversas.

La tolerancia al efecto anoréxico suele desarrollarse en unas pocas semanas. Cuando esto ocurre, la dosis recomendada no debe superarse en un intento de aumentar el efecto; más bien, el fármaco debe ser discontinuado.

También es de destacar que al actuar sobre centros hipotalámicos implica riesgos de fármaco dependencia, es decir adicción y en ciertos casos alteraciones psíquicas y trastornos psicóticos en pacientes predispuestos.

Cuando una persona toma habitualmente anfetaminas puede desarrollar síntomas como irritabilidad, impotencia, cambio de la líbido, euforia, disforia, insomnio, agresión, cefaleas, depresión aumento de la presión arterial, taquicardia, hipertensión pulmonar, hemorragia cerebral y  en l casos más serios puede llevar a la muerte.

Las aminas simpático-miméticas están contraindicadas en pacientes con inestabilidad psíquica, epilepsia, hipertiroidismo, abuso medicamentoso o de alcohol, hipertensión esencial o pulmonar, anorexia nerviosa, glaucoma o cardiopatías graves, durante el embarazo y la lactancia.

Los laxantes se utilizan para aliviar el estreñimiento, ablandando la materia fecal para facilitar su evacuación. No tienen utilidad para el tratamiento de la obesidad. Su uso puede llevar a la pérdida de los hábitos de funcionamiento del intestino, que obliga a continuar su uso indefinidamente.

Con respecto a los diuréticos son muy utilizados para perder grasa y en realidad lo que estamos perdiendo es peso debido a la deshidratación que producen. Los diuréticos más utilizados son los diuréticos de asa ( furosemida) ya que ellos tienen un potente efecto de pérdida de líquidos.

Aunque por su popularidad pareciera un fármaco no tan dañino al organismo, el diurético de asa es una droga muy peligrosa ya puede ocasionar, deshidratación, pérdida de sodio y potasio. Este último causal frecuente de internación por arritmias y hasta muerte.

El uso de diuréticos y laxantes, si bien son utilizados erróneamente y peligrosamente para el tratamiento de la obesidad, pueden ser síntomas u ocultar otro trastorno alimentario como Anorexia, bulimia o TANE ( Trastorno Alimentario No Específico)

Y por último para finalizar ,las hormonas tiroideas en medicina son utilizadas para el tratamiento de  problemas tiroideos como hipotiroidismo, mixedema y cretinismo. En dosis importantes puede producir graves problemas de salud  como palpitaciones, taquicardia, nerviosismo, insomnio, diarreas, alteración del equilibrio hormonal, aumento de la presión arterial, intolerancia al calor, y otros. Se debe tener especial precaución con pacientes que tengan problemas cardíacos o hipertensión.

La suspensión no controlada de este medicamento suele producir hipotiroidismo, dado que la glándula se vuelve incapaz de producir la hormona sin la ayuda de la droga.

Entonces, ya vez lo que puede estar escondido en recetas magistrales, cócteles exclusivos, fórmulas mágicas.

Un consejo sano, nunca tomes pastillas para adelgazar.

Te dejo un sano nutrisaludo.

Dr Esteban Marinho Para Puedo Adelgazar

 

 

Leave A Response

* Denotes Required Field