Motivación Para Empezar

Hola como estás. Hoy voy a hablarte un poquito sobre un tema importante que es la motivación. Sin embargo lo enfocaremos desde otro ángulo. En realidad oficiaremos hoy un poco como el abogado del diablo de la motivación.

Primero que nada, nadie puede negar la importancia de la motivación para iniciar un tratamiento en el cual tu cuerpo va a cambiar de forma y de volumen. En el cual el nuevo envase que adquirirás te pondrá más contento/a, te elevará la autoestima y te dará más salud con una mejor calidad de vida.

Pero si bien la motivación es el puntapié inicial, indispensable, también así como llega puede irse bastante más rápido que lo que creémos o queremos.

Te daré un ejemplo de lo que muchas veces pasa: Tengo un evento muy importante dentro de unos meses y me tengo que poner en forma, ya que este año aumente unos kilos y dejé el gimnasio. Mi motivación en este caso es el evento.

Mi actitud, al comienzo es comer más sano y me inscribo en el gimnasio. Día lunes perfecto, un poco de cinta, aparatos, comida sana, en fin estoy motivado. Y así trascurre toda mi semana muy motivado, yendo al gimnasio y comiendo sano. Pero…..

Este fin de semana tengo un cumpleaños, creo que voy a poder superarlo. Voy con toda la fuerza y en realidad no lo logro. Todo estaba muy rico. Empecé con un sandwichito y comí más de la cuenta. Vuelvo un poco triste pero.... bueno, me resigno. ¡El lunes voy al gimnasio y me mato en doble turno!.  Pero……

El lunes llueve como nunca y me da una soberana fiaca ir al gimnasio y para colmo doble turno. Pero….puedo ir el martes.

Y así va pasando el tiempo y la motivación se nos escurre de las manos. Cada vez falta menos para el evento y yo no he avanzado mucho que digamos.

La motivación es una llama. Muchas personas la mantienen encendida mucho tiempo y a otras personas solo les dura apenas un par de días.

Cuantos amigos conocen que pagaron un año de gimnasio y no fueron ni tres clases. Seguramente cuando sacaron la tarjeta de crédito estaban motivados. ¿Y de golpe que pasó?

Es por eso que la motivación no es suficiente, debemos dar lugar a los cambios de hábitos. Es todo un proceso pero vale la pena.

Cambiar de hábitos es todo un aprendizaje, como todo en la vida. Al cambiar de hábitos tu cerebro no necesita esforzarse. A diferencia con la motivación en la cual tu cerebro se encuentra en continuo esfuerzo.

En la próxima nota continuaremos con este tema y te explicaremos en más detalle como funciona nuestro cerebro en la motivación y en los cambios de hábitos.

Que tengas una excelente semana

Un nutrisaludo

Dr Esteban Marinho para Puedo Adelgazar

 

 

 

Leave A Response

* Denotes Required Field