Las dietas rápidas ( parte II ) sus 5 fatales errores volver a principal

 

Como te comentábamos en el artículo anterior: las dietas rápidas, son realmente dietas rápidas, nosotros tenemos la certeza  científica de que las dietas rápidas además de no ser dietas rápidas realmente, tampoco  logran un equilibrio sano en su cuerpo. Por lo tanto el propósito de la segunda parte de esta nota es explicarle con más detalle y paso a paso los 5 errores que cometen estas dietas rápidas y que en definitiva si las utilizas, repercutirán negativamente en tu cuerpo.

Dietas rápidas: Describiendo sus fatales errores

PRIMER ERROR: Estas dietas rápidas son de muy bajas calorías ( aproximadamente 600 ) Al ser de muy bajas en calorías (es decir bajas de energía), tu organismo gasta grasa como energía  ( lo que es indispensable para adelgazar ) pero además también gasta músculo ya que recibe muy poco alimento ( lo que esta muy mal ) En consecuencia un porcentaje importante de la pérdida de peso es debido a pérdida de músculo. Ese músculo que tiene toda persona es el órgano en su conjunto, que más calorías gasta. El principal objetivo de un trataminto para descender de peso es perder grasa y mantener músculo.


RESUMEN
: Dietas rápidas: pérdida de músculo con lo cual disminuye tu gasto energético diario. Consecuencia final: “Aumento del peso perdido.”

SEGUNDO ERROR: Las dietas rápidas no suministran los nutrientes necesarios. Al comer tan poco volumen, comes muy poca proteína ( y también por esa causa pierdes músculo )  También como consecuencia del poco volumen tampoco incorporas las suficientes vitaminas y minerales por lo que frecuentemente el que te las indica recurre a la farmacología incorporando estos micronutrientes (así se llaman las vitaminas y minerales)  por medio de pastillas.


RESUMEN:
Dietas rápidas: Poca cantidad de alimento: Ingreso insuficiente de vitaminas, minerales y proteínas. Consecuencia final: “Funcionamiento inadecuado del cuerpo y pérdida de masa muscular”

TERCER ERROR: Disminución del gasto calórico corporal total. Cualquier plan de alimentación para bajar de peso por más perfecto que sea y aunque muchas veces escuches diferentes barbaridades  escuches, produce como efecto indeseado disminución del gasto de calorías diarias.

Míralo de este modo: El organismo detecta menor ingreso calórico y entonces ahorra calorías con el consiguiente descenso del gasto calórico corporal total. En las dietas rápidas el ingreso calórico es mínimo  ( 600 calorias ) por lo tanto tu organismo detectará mucha menor entrada y gastará aún menos. Por lo tanto si gasta poco es muy probable que adelgaces poco. Aunque al principio parezca mucho.

RESUMEN: Dietas rápidas : Poco ingreso de calorías, poco gasto por parte del cuerpo. Consecuencias finales: Estancamiento en el descenso de peso, decepción y abandono, hambre excesivo y efecto rebote importante.

CUARTO ERROR: Las dietas rápidas son imposibles de sostener en el tiempo. Tu sistema de gratificación se encuentra localizado en una región específica del cerebro ( núcleos cerebrales  llamados hipotálamo y amígdala cerebral). Estos núcleos necesitan gratificarse, sentir placer. Pensá que con 600 calorías diarias es probable que estés bastante aislado del mundo.

Tu sistema de gratificación amigdala-hipotálamo se verá seriamente afectado. Esta situación la soportarás unos días, luego aparecerá nerviosismo, stress y angustia lo que de a poco va minando tu voluntad. Por lo tanto la consecuencia inevitable es una gran gratificación alimentaria, atracón o picoteo
RESUMEN
: Dietas rápidas, falta de gratificación constante, stress poco sostenible en el tiempo, ingesta compulsiva, descenso del stress, abandono de su plan.

QUINTO ERROR: Las dietas rápidas no producen cambio de hábitos: Este punto es importantísimo. Nunca podrás ni debes habituarse a las dietas rápidas. Veámoslo con un ejemplo práctico: Si eres una persona dormilona y estás habituado a dormir 12 horas por día y por razones laborales debes comenzar a dormir  8 horas al día, el hábito es posible y hasta saludable.

Pero de pronto sucede que tu nuevo trabajo Te insume mucho más tiempo y debes dormir 4 horas por día. En algún momento, tendrás sueño, irritabilidad, stress y mal desempeño. Lo más probable es que abandones tu trabajo y duermas tres días seguidos. Traslada entonces ese ejemplo al campo de la alimentación y saca tus propias conclusiones.

RESUMEN: Dietas rápidas igual a dormir muy poco, puedes soportarlo un tiempo, pero no habituarte, no rendirás en tus obligaciones diarias.

Dietas rápidas: Conclusiones finales

Creemos fehacientemente en que vas entendiendo la propuesta de un organismo sano y delgado. Este es un gran primer paso. Comprender que “más de lo mismo no es siempre mejor” te acerca más a tu objetivo tan soñado.
Intenta otro camino diferente al que  habitualmente tomas. Por nuestra parte usted seguirás recibiendo ayuda por medi de nuestros artículos y post semanales.
Aprender  consiste en descubrir que algo es posible y enseñar consiste en mostrarle a una persona que algo es posible.
Si  en esta nota aprendiste que las dietas rápidas te alejan de su objetivo, el nuestro está cumplido.

Que tengas una excelente semana.

Dr Esteban Marinho para Puedo Adelgazar. " Dietas Rápidas"