Dieta de Bajas Calorías

En el día de hoy probablemente estás leyendo esta nota y quizás en paralelo pensando: Tengo que adelgazar de una vez,, quiero adelgazar y no puedo, no estoy contenta o contento con mi cuerpo y demás pensamientos similares. Estás pensando en ello por diferentes motivos como salud, estética, eventos, proximidad del verano, incomodidad con el reflejo del espejo, por nombrar algunas causas frecuentes. Todos motivos válidos y atendibles. Por cierto ya estás emprendiendo la búsqueda.

¡Perfecto! Ya tienes la motivación (en obesidad se dice que estás en proceso de acción). Esto ya es un gran avance y valóralo mucho porque créeme, la mayoría no tiene esa motivación, esa chispa que inicia el fuego.  Y es muy probable que si ahora estás leyendo esta pequeña nota  ya tengas entre tus manos la motivación. Te lo repito la motivación es el motor que te hará seguir adelante en tu META. Sin motivación nadie adelgaza.

Ahora que la motivación está, lo que falta es el arma con la cual llegarás al destino deseado y tu objetivo de bajar de peso se vea cumplido.

Entonces: ¿Qué es lo que generalmente siempre hacemos?  Emprendemos la búsqueda del arma con la cual empezar esta dura batalla contra el peso. Buscamos revistas de moda, internet, consejos de amigos, dietas de hambre, algún inescrupuloso medicamento etc, etc. Probablemente ya conoces esta larga lista. ¿ No es así? Y si no has transitado ninguno de esos caminos mejor aún. Un consejo sano, no busques usarlas en tu cuerpo.

Sabes…. 6 de cada 10 personas tienen algún grado de sobrepeso y uno de los problemas para perpetuar este sobrepeso es que buscan mal y obviamente si busca mal, encuentra mal y como consecuencia los resultados no…..son….los… deseados.

Un ejemplo claro de mala decisión es buscar dietas de bajas calorías o de muy bajas calorías. Analízalo detenidamente. La mayoría busca bajas calorías o muy bajas calorías  y entonces ante semejante sacrificio se supone que los resultados deben de ser rápidos, ya que literalmente te mueres de hambre

Sin embargo el sobrepeso a nivel mundial sigue  en 60 % a pesar de la última dieta revolucionaria del veranito.

Sinceramente  no se puede ir a la batalla con un arma que no da resultados. Por lo tanto un mal plan de alimentación no puede hacer que su objetivo termine bien. Seguramente terminará con tu motivación y no con tu problema de peso.

Un mal plan de alimentación como el plan de muy bajas calorías solo logra que no lo puedas mantener en el tiempo, lo abandones y vuelvas a engordar, manteniendo ese círculo vicioso que se repite año tras año.

Las causas por las cuales estos planes no sirven los podés leer en el siguiente enlace Dieta de Bajas calorías. Cuando lo leas te darás cuenta de por qué no funcionan con vos ni con nadie.

Te dejo un nutrisaludo y nos vemos en el artículo Dieta de bajas calorías

Dr Esteban Marinho

 

 

Leave A Response

* Denotes Required Field