Comer por Ansiedad

En esta semana realizamos una encuesta en Facebook y Twitter. Esta encuesta estaba referida a en cual de estas cuatro situaciones emocionales  respondemos más frecuentemente comiendo. Las opciones eran: hambre, recompensa, placer y ansiedad.

Antes de desarrollar el tema queríamos agradecerles la participación a todos. Realmente han sido muy amables y ahora vamos con la parte que nos toca, es decir, la respuesta.

La mayoría de los encuestados contestó la cuarta respuesta, es decir ansiedad. Realmente era previsible ya que la ansiedad o el stress es una de las emociones que más llevan a la ingesta.

Vivimos en un mundo en donde el stress es una, ya podríamos decirle, forma de vivir que nos está haciendo mucho daño.

Además esta ingesta en períodos de ansiedad o stress te contamos que es un especie de automedicación que realiza el ser humano para bajar precisamente estos niveles de stress que tanto nos afectan a diario.

Es una gran verdad, la comida es un poderoso anti-stressor. Es por eso que la utilizamos como una especie de medicamento para irnos a dormir tranquilo quizás.

Recuerdan el famoso dicho de la abuela “ Un vasito de leche antes de acostarse para dormir mejor”. Bueno es muy cierto.

Pero no solo con la leche. El chocolate, la banana, el queso, las harinas pueden contener serotonina.

La serotonina es un importante antidepresivo, muy utilizado en psiquiatría. Por supuesto estos alimentos tienen mucho menos serotonina que los medicamentos, pero ejercen cierto efecto.

Entoces como les decía el ser humano se automedica inconcientemente con alimento que tienen serotonina.

El problema obviamente es que solo nos alivia un poco y nos engorda mucho. Eso nos angustia y allí empieza el círculo vicioso ya que empezamos quizás a comer más y como consecuencia a engordar más.

Es relativamente cómodo intentar bajar el stress con comida y los resultados a largo plazo ya sabemos que no son buenos ya que engordamos.

Por ejemplo, la actividad física es un poderosísimo anti-stressor, el yoga, y ni que hablar de la meditación y a aprender a respirar correctamente.

También lo es reírse, pasear, caminar, dormir las horas necesarias.

Si estás stresado, ansioso, prueba con alguna otra actividad que no sea sentarse en el sofá a ver TV y comer. Te vas a sentir mejor. No tengas dudas.

Inténtalo, si te quedas en la orilla del río, nunca atraparás peces gordos.

Un fuerte abrazo

 

Dr Esteban Marinho para “Puedo Adelgazar” Comer por Ansiedad

 

 

 

 

Leave A Response

* Denotes Required Field