Adelgazar y Sarcopenia

Adelgazar y Sarcopenia. Un viejo problema con una vieja solución. La sarcopenia es, etimológicamente, la reducción cuantitativa de masa muscular. Pero, al analizar sus implicancias funcionales, nos damos cuenta que, es mucho más que eso y las consecuencias de la disminución de masa magra son notorias. Bajar de peso, mantenerse con sobrepeso o bajar repetidamente de peso a lo largo de tu vida produce sarcopenia. Entonces, el gran desafío es evitarla. O al menos, retrasar su aparición.

 Adelgazar y Sarcopenia: ¿Cuál es su Importancia?

La pérdida de masa muscular produce

  •   Reducción en el Metabolismo Basal
  •   Incrementa la Resistencia a la Insulina
  •  Pérdida de Masa Ósea y Osteoporosis
  •   Aumento de Masa Grasa

Por todo lo mencionado, y en virtud de la implicancia clínica, nuestra meta es evitar la asociación “adelgazar y sarcopenia

 

Adelgazar y Sarcopenia: ¿Por qué se produce?

La edad es un condicionante en la sarcopenia. Por eso el entrenamiento de fuerza (ejercicio de resistencia) es una sana elección a cualquier edad. La pérdida de masa muscular comienza entre los 20 y 30 años en personas sedentarias. Sin embargo, durante décadas y aún actualmente (cada vez más en desuso), se utiliza el Indice de Masa Corporal para valoración nutricional. La pérdida de fuerza, es una de las alteraciones no menos preocupantes asociadas a la sarcopenia. Hasta los 30 años, la fuerza se conserva bastante bien; entre los 30 y los 50 años, se pierde un 15% y a partir de esa edad, con cada década, disminuye un 30%. La masa magra muscular se pierde no sólo con la edad, sino también con el sedentarismo y la obesidad. Pero te preguntarás ¿Cuál es la asociación entre Adelgazar y Sarcopenia?

Bajar de peso con dietas muy restrictivas, descensos de peso rápidos, o por el método que prefieras,  probablemente te hará perder muchos. Hasta ahí parece sensacional. Pero por cada kilo descendido en forma brusca, estrás perdiendo casi la mitad en músculo. Como sabes, adelgazar es perder grasa, no peso. Y si logras perder grasa y músculo en partes iguales, podríamos inferir que algo funciona mal…Como mínimo y para empezar, esta situación es un desastre metabólico.

Ahora bien. En rigor, no existe un plan de alimentación para bajar de peso, en el que sólo pierdas grasa. Indefectiblemente perderás algo de músculo. Pero con un plan balanceado y una pérdida de peso gradual, la sarcopenia será mucho menos.

El problema se agrava más aún en dietantes crónicos. Adelgazar y engordar varias veces, con marcados descensos de peso y luego rebote, hará indefectible la asociación “Adelgazar y sarcopenia”. Es decir que, en cada descenso, estarás perdiendo músculo.

Adelgazar Y Sarcopenia: Implicancias.

Bajar de peso es solo una parte del problema.Si has perdido músculo, es más fácil el efecto rebote.De hecho, la actividad física es clave en el mantenimiento de peso y en evitar la reganancia de peso perdido. Entonces ya sabes, donde estés, con lo que tienes, pero no dejes de moverte.

Un nutrisaludo

Dra Raquel Medina para Puedo Adelgazar: Adelgazar y Sarcopenia.

Leave A Response

* Denotes Required Field